PALEOANTROPOLOGÍA EN PENINJ

Las evidencias paleoantropológicas documentadas en las Arenas y Arcillas Superiores de la Formación Humbu se distribuyen a lo largo de los tres principales afloramientos identificados en el entorno del actual río Peninj: la Sección Tipo, el Escarpe Sur (en una zona denominada Lepolosi por los maasai) y el Escarpe Norte (o Noolchalai).

Los yacimientos arqueológicos distribuidos desigualmente por las Arenas y Arcillas Superiores se encuentran en dos momentos deposicionales ligeramente distintos.

Paleo3-opt

El más antiguo esta situado en un paleosuelo de arenas y arcillas embutido entre dos tobas volcánicas (T1 y T2). Se trata de un nivel muy rico en conjuntos líticos y faunísticos depositados en un contexto de abanico aluvial, en el que distintos canales fluviales someros drenaban hacia el lago. Este nivel, conocido como el Complejo de la Sección Tipo, está particularmente bien conservado en la Sección Tipo y fue objeto de una intensa labor de estudio y catalogación espacial durante el proyecto dirigido por Domínguez-Rodrigo. En este paleosuelo se han registrado más de 50 yacimientos. Las colecciones líticas carecen de instrumental de gran formato y fueron inicialmente etiquetadas como olduvayenses. Sin embargo, ciertos rasgos técnicos indican que los materiales líticos depositados en esta zona eran parte de la red regional que operaba en el Lago Natrón durante el achelense. Los restos faunísticos son abundantes en el Complejo de la Sección Tipo, con el predominio de bóvidos, seguidos de équidos, elefantes y suidos, lo que indica un medio de sabana abierto con una cobertera arbórea dispersa.

El segundo de esos momentos deposicionales (situado entre las tobas T4 y T5), está relacionado con contexto paisajístico algo distinto (con la instauración de canales fluviales relativamente grandes y de alta energía que se instalan sobre una llanura de inundación) aflora particularmente bien conservado en los Escarpes Norte y Sur. Aquí es donde Isaac descubrió los yacimientos achelenses (RHS y MHS), posteriormente reexcavados por Domínguez-Rodrigo. Los restos faunísticos son escasos y mal conservados, mientras que el instrumental de gran formato achelense es muy abundante.

El proyecto de investigación acometido por la Universidad de Valladolid (financiado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España) está centrado principalmente en el segundo horizonte. Desde 2007 estamos llevando a cabo una nueva ronda de investigaciones arqueológicas. Nuestro trabajo de campo incluye la reexcavación de los yacimientos clásicos del achelense antiguo, nuevos estudios geológicos, geoarqueológicos y contextuales, una prospección intensiva en el entorno de los afloramientos, excavaciones en nuevos yacimientos y un nuevo programa de dataciones.

Paleo4-opt