HISTORIA DE LA INVESTIGACIÓN

En 1963, Richard Leakey, descubrió los depósitos pleistocenos del Lago Natrón en un viaje de avioneta desde Nairobi hacia Olduvai. Ese mismo año, Leakey, junto a Glynn Isaac, acometió una primera y breve exploración de la zona. En enero de 1964, Leakey e Isaac partieron nuevamente hacia el lago Natrón con el objeto de poner en marcha la primera campaña arqueológica en la región. El día 11 se produjo el excepcional hallazgo de una mandíbula de la especie Paranthropus boisei, que colocaría el nombre de Peninj en el mapa de la paleoantropología. La publicación del fósil en 1964 se convirtió en el mejor salvoconducto para que Isaac y Leakey se embarcaran en una segunda expedición, entre los meses de julio y septiembre. Se llevó a cabo un minucioso estudio geológico de la Cuenca del Lago Natrón y la descripción de la secuencia sedimentaria denominada por Isaac como Grupo Peninj. Además, se documentaron y excavaron dos importantes yacimientos adscritos al achelense antiguo, localizados en lo alto del escarpe de Sambu, denominados entonces como MHS y RHS.

Historia2-opt
Historia3-opt

Tras su excepcional investigación en Koobi Fora (Kenia), Isaac volvió a interesarse por Peninj en 1981. Un nuevo proyecto echaría a andar a partir de 1982 a través de la conformación de un equipo internacional codirigido por el propio Isaac, el tanzano Amini Mturi y el francés Maurice Taieb Desafortunadamente, la repentina muerte de Glyn Isaac, en 1985, cercenó dramáticamente su desarrollo.

En 1994, Manuel Domíguez-Rodrigo, de la Universidad Complutense, acompañado, entre otros, de los geólogos y paleontólogos Luis Luque y Luis Alcalá, puso en marcha la primera expedición paleoantropológica española en Peninj. Desde entonces hasta 2005, se llevaron a cabo trabajos de campo continuados y excavaciones sistemáticas, junto a estudios de corte espacial, tecnológico, tafonómico y funcional.

Desde 2007, la presencia española en Peninj continúa, con un nuevo equipo, encabezado por Fernando Diez Martín (Universidad de Valladolid), fundamentalmente centrado en ampliar nuestros conocimientos de los yacimientos achelenses localizados en los Escarpes.