GEOGRAFÍA Y LOCALIZACIÓN

El lago Natrón es una masa de agua somera situada en el norte de Tanzania, cerca de la frontera con Kenia, en el ramal oriental del Gran Valle del Rift. Dependiendo de la estación, puede alcanzar hasta 60 km. de longitud por 20 de anchura. La intensa actividad tectónica que caracteriza al Gran Rift es responsable de que el Lago Natrón esté rodeado de grandes volcanes. El Sambu y el Shompole al norte, el Gelai al este y el Lengai y Kerimasi, junto al cráter de Embagai, al sur. Solo el Oldoinyo Lengai (la Montaña de Dios para los maasai) sigue activo. El Lengai es el único volcán en el mundo que expulsa una lava blanquecina, compuesta por un extraño tipo de carbonatita rica en sodio que, a 500ºC, es excepcionalmente fría.

Geo2-opt
Geo3-opt

El Lago Natrón, a una altitud de 610 m, descansa en el fondo de una pronunciada cubeta, rodeada de pantallas orográficas que ascienden hasta cotas de, por ejemplo, 2942 m. en el caso del Gelai y 1800 m. en las plataformas del Serengeti. Esta topografía, junto a las masas de aire caliente que trae el sistema del monzón, da lugar a un clima excepcionalmente seco. La precipitación anual apenas alcanza los 500 mm., superada con creces por una muy alta tasa de evaporación. Esta descompensación convierte a la Cuenca de Natrón en uno de los entornos más áridos de todo el Rift, sin apenas agua dulce y con temperaturas medias que superan los 40º C en los meses más cálidos.

La Cuenca del Natrón, en la que se incluye el Lago Magadi hacia el norte, ya en Kenia, se alimenta de cuatro cursos de agua permanentes. El principal aporte hídrico del que se nutre el lago, el río Ewaso Ngiro (agua fangosa en lengua maa) drena desde el norte. Del sur irrumpen con fuerza las corrientes del Ngare Sero (agua limpia), mientras que desde el oeste fluyen los ríos Moinik y Peninj (la trascripción anglosajona del término maasai Pinyinyi o, más ajustada a nuestra grafía, Piñiñi) con sus respectivos deltas. Este último río es el que da nombre a los sedimentos fértiles de edad pleistocena en los que se han documentado los conocidos descubrimientos arqueológicos y paleontológicos.